Preguntando por la felicidad

Una tarde un niño le pidió a su padre que le explicara que había hecho para llegar a ser feliz en la vida, ya que él quería hacer lo mismo. A lo que el padre respondió:

He querido y he sido amado. Pero también he sufrido.

He disfrutado pero también he padecido.

He soñado y me he tropezado.

He luchado y me he desesperado.

He mentido y he rectificado.

He sido engañado y he perdonado.

He reido y he llorado.

He añorado y me he sentido solo.

He tenido miedo y me he superado.

He recordado y también he olvidado.

He sentido la libertad para ser yo mismo, para creer en mí.

He hablado con mis penas, he convivido con mis pesares y aprendido con ellos.

He saboreado cada alegría como si fuera la primera.

Ante tal respuesta el niño le preguntó ¿y cómo teniendo una vida tan difícil has sido feliz papa? Y su padre le contestó: La vida no es difícil hijo mio, la vida es un camino incierto. No pasa nada si pensaste que una vida feliz, era una vida sin problemas, muchas personas lo piensan y gastan su energía buscando trucos o soluciones infalibles para evitarse sufrimientos. No pretendas vivir libre de preocupaciones, debes disfrutar cada pequeño gozo, cada bocanada de aire que te permita tu camino y afrontar con valentía las adversidades que te encuentres.

No pienses más y vive tu propio camino.

Redacción: http://www.ismaelmeleropsicologo.es

Fotografía: http://www.tamaraarranz.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s